Los culottes ciclistas son uno de los imprescindibles de la equipación ciclista. Usados sin ropa interior, los pantalones cortos son la verdadera segunda piel del ciclista.